Sólo si hay beneficios…

Es un monumental error la desproporción entre lo que invertimos en mejorar nuestros conocimientos y habilidades técnico-científicas, y lo que invertimos en aprender a gestionar nuestra empresa y liderar nuestros equipos.