NEUROMARKETING en la clinica veterinaria: tú también puedes

El impulso que genera la compra de un producto o servicio es básicamente emocional; compramos con la emoción y justificamos -después de haber comprado- con la razón. ¿Acaso nuestro negocio no radica en la emoción que comparten nuestros clientes con sus mascotas?